En este post os dejamos varios consejos para cuidar nuestros labios que hay que evitar y cómo cuidarlos en profundidad.

Los labios secos

Nuestros labios son igual de importantes que otras zonas de nuestro rostro y al igual que prestamos atención a nuestros ojos debemos prestarles la misma atención a nuestros labios, ya que sino podrían salirnos esas incomodas grietas o pielecitas.

La piel de nuestros labios es muy diferente a la del resto del cuerpo y por lo tanto hay que cuidarlos de manera distinta para mantenerlos siempre en buen estado. La piel de esta zona es muy fina y eso hace que se dañe más frecuentemente ya que es más frágil.

¿Por qué se agrietan?

Los labios no tienen melanina y eso mismo hace que estén más desprotegidos frente a las agresiones externas como a los daños del sol, el frío o el viento.

Algo común que hacemos sin darnos cuenta y que no debemos hacer es tocarnos con exceso los labios, mordernos las uñas o relamernos ya que pueden llegar a provocarnos pequeñas heridas.

Otro factor muy importante que perjudica a nuestros labios es el clima y el ambiente de nuestro alrededor ya que tanto el frío extremo, el viento, el exceso de calor o los ambientes secos que provocan la calefacción o los aires acondicionados pueden llegar a hacer que nuestros labios sean cada vez más secos.

Teniendo en cuenta todos estos consejos y  haciendo una rutina de cuidados conseguiremos tener unos labios en perfecto estado siempre.

Hidratación para nuestros labios secos

Tenemos que elegir detenidamente qué productos vamos a aplicar en nuestros labios y si podemos optar por los que contengan activos naturales que cuidan, reparan y nutren nuestros labios secos.

Estos activos naturales pueden ser la rosa mosqueta o la manteca de karité que cuidan los labios agrietados ya que tienen un poder regenerador que ayudan a repararlos. La manteca de cacao por otro lado crea una fina capa protectora que nos defiende de las agresiones externas y de esta manera prevenimos unos labios secos.

Buenos hábitos

Debemos tener unos buenos hábitos para no tener unos labios secos y agrietados y por lo tanto hay que cuidar nuestros labios por fuera y por dentro. Podemos ver en este blog una recomendación de pintalabios.

Usar por el día un labial con protección solar es imprescindible, ya que como hemos dicho están muy expuestos a los daños solares.

Y de noche en el caso de que los tengamos pintados hay que desmaquillarlos y tener cuidado a la hora de escoger el pintalabios ya que algunos como los de larga duración  los resecan. Y antes de irnos a dormir los desmaquillamos muy suavemente y aplicamos un bálsamo reparador.

Cuidando nuestra alimentación y bebiendo mucha agua los hidrataremos también buscando alimentos que contengan la vitamina B (verduras y espinacas).

Tratamiento para evitar labios secos

Hay 3 pasos muy simples para cuidar nuestros labios y tenerlos siempre suaves:

  • Exfoliar
  • Hidratar
  • Proteger

Hay que exfoliarnos una vez a la semana si los tienes agrietados o una vez cada dos semanas para cuidarlos bien y después un bálsamo labial que contenga protección solar SPF50.